errores en los salones recreativos